AUSTRIA - ZILLERTAL

Zillertal es uno de los valles más largos y bonitos del Tirol que ofrece una de las mayores estaciones de esquí de Europa. El forfait de Zillertal es válido en más de 500 Km de pistas y más de 200 remontes formando un dominio esquiable enorme. En realidad se trata de varios pueblos cada uno con su propia estación, pero las millonarias inversiones de los últimos años han permitido que casi todas estén ya conectadas en 4 subdominios enormes. Algunos de ellos tan famosos como el glaciar de Tux o los grandes kilometrajes de la Zillertal Arena. Se trata de un paraíso para todo tipo de esquiador y todo ello con el plus de alojarse en pequeños pueblos típicos del Tirol con su magnífico ambiente y sus bellos paisajes.

El pueblo.  El mayor pueblo del valle y el que ocupa la posición más central es Mayrhofen, a pesar de ser bastante grande y muy animado, es un pueblo muy tranquilo con una calle central peatonal con mucho comercio y ambiente todo el día. Es un pueblo bastante caro y con acceso a las pistas de Ski Zillertal 3000 y Ahorn, pero hay que andar o tomar un Ski Bus ya que los telecabinas están en las afueras. Desde Finkenberg es más fácil acceder a Ski Zillertal 3000 pero el pueblo es muy disperso y sin un centro verdadero. Kaltenbach tiene un acceso un poco a las afueras hasta las pistas de Hochzillertal y es el pueblo con mejor relación calidad precio, a pesar de su tamaño es un pueblo muy típico. Zell am Ziller es un pueblo típico y agradable desde el que se accede (también en las afueras) a la Zillertal Arena. Lanersbach queda quizás un poco alejado y es pequeño y disperso, pero es el mejor punto de acceso para el glaciar y también de allí es fácil acceder a Ski Zillertal 3000. El resto de pueblos son muy pequeños, tranquilos y responden a la imagen que tenemos de un pueblo típico del Tirol.

Apres-ski.  La mejor oferta la encontramos en Mayrhofen, que tiene una vida nocturna y unas posibilidades de Après Ski muy grandes. Aquí encontramos desde las típicas actividades de Austria como baile folclórico o cervecerías hasta discotecas y bares muy, muy animados o fiestas con boleras, curling y descensos en trineo. Hay mucha fiesta tras el cierre de los remontes y mucha marcha nocturna, pero no es molesto para los que quieren dormir. También encontramos animación pero mucho más tranquilo en Lanersbach, Gerlos, Zell am Ziller, Finkenberg y Kaltenbach. El resto de pueblos tiene sólo algún que otro bar y/o discoteca pero no destacan por la animación ni las posibilidades Après Ski. No esquiadores: En cuanto a actividades de invierno hay unos 150 Km. de pistas de esquí de fondo repartidas por todo el valle, unos 230 Km. de caminos marcados en la nieve para senderismo invernal y 16 pistas de trineo algunas hasta de 10 Km. de longitud e iluminadas por la noche, en la que se organizan veladas muy divertidas. La mayoría de estaciones son accesibles en telecabina para que los peatones puedan encontrarse con los esquiadores para comer o para acceder a los animados refugios de montaña. El mejor pueblo en cuanto a posibilidades es Mayrhofen, con un buen centro con comercios y restaurantes y un centro con piscina y spa indoor. Finkenberg, Kaltenbach, Gerlos, Zell am Ziller y Lanersbach también ofrecen posibilidades alternativas como piscinas, saunas o pista de patinaje. El tren que recorre el valle es una posibilidad excelente para excursiones a Innsbruck que queda muy cerca.

El secreto.  La pista con más pendiente de Austria, la famosa Harakiri, se encuentra en Zillertal, en concreto en la estación de Mayhofen (telesilla Knorren). Tiene un gradiente del 78% y si la nieve no está buena tiene tela la pistita.

Defectos.  Las distintas estaciones no están conectadas. Hay pocas pistas de gran desnivel. Hay pocas pistas muy difíciles. Algunos teleféricos de acceso a pistas están en las afueras de los pueblos.