BLOG "Diario de Campamento" MOLINO DE BUTRERA, 16 al 30 de julio.

Último día

Uyuyui… ¡Esto es todo, amigos y amigas!

Parece mentira pero… ¡Ya han pasado quince días! ¿Cómo pueden cambiar las cosas tanto en dos semanas, hacer amigos, aprender a convivir y sentirte como en casa fuera de la ciudad…? Es la magia del campamento ¡Y es genial!

La campa, los árboles, los ríos y el canal… quedaron muy solos cuando os fuisteis, Getafe. El sol no quiso salir porque sabía que no quedaban niños para alumbrar. Esperamos que al llegar a casa encontrarais un buen día de verano para disfrutar de la familia. Por cierto ¿Qué tal al deshacer la mochila? Sera un milagro si finalmente volvéis con todo lo que trajisteis… ¡porque a la hora del desayuno la caja de objetos perdidos estaba a rebosar! Que risa cuando los monitores en el comedor repartieron las pertenencias perdidas, hacían que el desayuno pareciera un mercadillo…

En general no nos reímos mucho esta última mañana, antes de llegar el bus, más bien hubo lágrimas por la despedida y muchas ganas de volvernos a encontrar. Los monitores os hemos cogido muchiiiiisimo cariño, chicos, sois todos muy buena gente y el equipo que habéis formado ha hecho de estos días algo especial…

Nos encantaría que cuando estéis entre edificios y carreteras recordéis el verdor y el aire puro de Butrera. Aquí sigue habiendo un hueco para vosotros…

¡Hasta la próxima!

LOOOo-looo-lo-lo-LOO-LOO-looo-lo-lo-lo… ¡¡¡GETAFE!!!

Martes 28 de julio

¡Qué gran día! ¡Festival de cortos Butrera 2015!
Esta noche es el estreno de cada una de las películas que hemos estado preparando a lo largo del campamento, 12 cortos en total con distintas temáticas: parodias relacionadas con estos 13 días, imitaciones, bailes e historias inventadas.

Desde la mañana estuvimos preparando la gala, un gran esfuerzo para poder disfrutarlo después y que fuera una noche inolvidable para todos.

Bien  organizados por comisiones conseguimos preparar todo en dos horas y media:
Farolillos y material de decoración, guión, chistes y espectáculos de baile para presentar la gala, azafatas que organizan el espacio, fabricar los premios para los ganadores, también fabricamos con pajitas nada menos que 140 trompetitas para regalar al público y animar. Los que no tenían más que hacer se ponían en forma haciendo gimnasia de mantenimiento.
Hoy se adelantan las duchas para que nos dé tiempo a repeinarnos y ponernos guapos y guapas y a media tarde por fin empezamos.
Aplausos y risas por todas partes, sorpresas por las dotes teatrales de algunos, el vestuario trabajado de otros, los guiones  trabajados... todos tuvimos premio que reconociera nuestro trabajo.
Y para celebrarlo.... baile en la carpa, bajo una luna que deja embelesado... o quizás el embelesamiento nos viene por el cúmulo de emociones, no sé, el caso es que quedamos rendidos en la cama cuando la música se apaga y los monitores se despiden hasta mañana...


Lunes 27 de julio

¡¡Buenos días a todos !!! Cómo cada mañana nos despertamos en nuestras casitas de madera, hoy un poquito más tarde de lo normal porque estábamos cansados  de la excursión de ayer. El cielo estaba todavía cubierto, pero después del desayuno el sol ya brillaba como de costumbre. Para empezar el día algo tranquilito, una actividad manual en la que teníamos que ingeniárnoslas para que al tirar un huevo desde lo alto del molino, no se rompiera. ¿Pensáis que lo hemos conseguido? ¡¡ Claro que sí!! ... bueno, excepto uno.  ¿Cómo lo hemos hecho? Utilizando materiales sencillos como platos de plástico, globos y bolsas.

Después de hacer la prueba “de fuego” y tirar nuestro huevo por la ventana volvemos a la carpa para fabricar monederos con briks de leche. ¡ Nos han quedado geniales!

Llegada la hora de comer, las cocineras nos preparan el menú más rico del campamento: espaguetis a la carbonara, pollo con patatas guisadas y helado. Tras el tiempo libre, que algunos aprovechamos para llamar a casa, nos reunimos con nuestros monitores para hablar sobre como nos va en el campamento hasta ahora ¡Claro está que muchos queremos repetir el próximo verano!

Desde la merienda a la cena hacemos deporte: mountain bike y canoas. Después con Adam y Kat, los monitores ingleses, zumba y yoga para relajar la musculatura.

En la velada nos hemos divertido mucho preparando un desfile de moda y diseñando nuestra propia ropa para que el jurado, los “monis”, premiaran a la firma de ropa más estilosa del verano.

Esto es todo por hoy, amigos… ¡Ya os contaremos más mañana!


Sábado 25 de julio y Domingo 26 de julio.

¡Hola familia! ¡Ya estamos de vuelta en el campamento!

Vaya  aventura... ¡y vaya paseos! Como sabéis hemos estado de vivak, nuestra segunda y última excursión volante del campamento. Esta vez nos hemos sentido más cómodos, casi profesionales, a la hora de afrontar el momento de decidir qué meter en la mochila, qué ropa ponernos para el calor, qué calzado para el sol, cómo extender los sacos de dormir para caber todos en la tienda de campaña, cómo comer sin mesa...

Y el trayecto, se no pasa volando gracias a los comentarios graciosos y las canciones de campamento.

Ayer salimos de Butrera e hicimos la primera parada en Cornejo para comer, de allí cogimos un sendero por el monte para llegar a la Cueva de Ojo Guareña, la cual da nombre al complejo natural en el que se encuentra nuestro campamento. Nos sorprendió gratamente el cambio de temperatura al entrar en la cueva, y no os preocupéis... nos pusimos la sudadera antes de entrar para no ponernos malos. También visitamos la ermita de San Bernabé y nos contaron las curiosidades y monumentos naturales de la zona, que no tiene desperdicio.

Al día siguiente desayunamos y volvemos a emprender camino hacia el Ventanon de Villamartín, un agujero rectangular enorme en la roca, algo así como una televisión gigantesca cuya imagen es el horizonte verde por el que ves pasar buitres y otras aves… ¡Nos ha impresionado, de verdad merece la pena sudar un poco para llegar hasta allí!  Y como final fantástico de nuestra aventura entramos en una cueva muy profunda y alta, escondida cerca del pueblo y más salvaje que Ojoguareña, en la que nos han hablado sobre la formación de estalactitas y estalagmitas.

Con la autoestima por las nubes por los esfuerzos realizados, y con el espíritu aventurero a flor de piel, nos vamos tranquilos a la cama después de una velada de relajación que nos ha hecho quedarnos como troncos en menos que canta un gallo.

Buenas noches ¡y hasta mañana!

 


Viernes 24 de julio.

Hola, Hola!

Hemos sido los reyes de la campa,porque nuestros compañeros de Leganés ya se fueron de vivac. Así hemos estado tranquilos para trabajar duro con la grabación de los cortos. Vaya actorazos estamos hechos! Actores,diseñadores, guionistas y bailarines, porque nuestras historias son de lo mas variopintas y originales.

Por la tarde hemos jugado al fútbol y a voley, y entre deporte y deporte nos hemos animado a hacer unas cuantas flexiones y abdominales.

A la hora de la merienda nos sorprendieron con un simulacro de evacuación. Al principio no sabíamos que pasaba, solo estaba claro que no era un juego y era importante hacer caso a nuestros monitores. En breve nos dimos cuenta que solo era una prueba y las risas hicieron del simulacro algo mas bien divertido...

La velada fue el tradicional " Furor", actividad que siiiiiiempre nos gusta, pero esta vez fue la bomba!  Nos moríamos de ganas por turnarnos para cojer el micro y cantar, y eso que el micro era de mentira... pero daba igual, parecíamos artistas, con nuestros compis haciendo coros...

Mañana, por fin, vamos nosotros de vivac. Caminaremos hasta las cuevas de Ojo Guareña y dormiremos en el pueblo de Villamartin. Esta vez estamos mas preparados, ya sabemos como hacer una buena mochila,como atarnos bien las botas, como organizarnos en fila para guardar orden... Que de cosas se aprenden de campamento!

Hasta mañana familia!!


Jueves 23 de julio

¡Saludos, familia!

Una a una se van abriendo las puertas de las cabañas, la música inunda la campa y los monitores nos despiertan con una sonrisa y en el comedor nos espera el desayuno:  tostadas, galletas y cereales con colacao.

Hoy nos espera un Gran Juego… ¡Las Olimpiadas Butrera 2015!

Los monitores nos sorprenden apareciendo trasformados en dioses del Olimpo, caracterizados cada uno con un dios. Demeter, diosa de la Agricultura con un cesto de fruta, Artemisa diosa de la caza con el arco y la flecha, Afrodita, Cronos, Hares…  y Zeus, padre de todos, al que tuvimos que alabar y hacer favores como buenos mortales durante tooooodo el día ¡Que morro tiene Zeus!

Cada equipo diseña su bandera, nos hacemos identificar con un grito de guerra, importante para motivarnos antes de cada reto, y buscamos y nos intercambiamos entre los compañeros nuestras camisetas para que cada grupo pueda tener un color de equipo.

Antes de comer realizamos un desfile que inaugura las Olimpiadas con la motivación por las nubes. Unas judías, albóndigas de segundo y melocotón de postre es el menú del día, aunque más nos ha gustado la cena… ¡sándwiches, ensalada y gelatina!

Las pruebas físicas comienzan por la tarde con un buen “Aguanta el manguerazo” de agua fresquita  que nos ayuda a soportar el calor. Le siguen la prueba de “Lanzamiento de chancla”, “Pelea de gallos”, “Penalti mareado”…  En la prueba del “Murciélago” un representante de cada grupo debe aguantar  lo máximo posible colgado de una barra… La afición esta eufórica, los equipos corean sus himnos y alzan sus banderas para apoyar en los retos.

Los marcadores crean tensión entre los participantes, pero la prueba decisoria llega a la noche. Es la prueba de los Gladiadores, que luchan con sus palos acolchados sobre una canoa pedestal ante la expectación del público.

Tres equipos victoriosos reciben sus copas de ganadores. Deportividad y diversión son la tónica del día. ¡Estos mortales se han ganado el título de semidioses!

A relajar músculos, chavales… que descanséis. ¡A las cabañas y silencio!.

Miércoles 22 de julio

¡Buenos días a todos!

Sin darnos cuenta ya estamos a mitad de campamento. Nos hemos acostumbrado a dormir en casitas de madera, rodeados de amigos y compañeros de la mañana a la noche y acompañados de arboles y agua a cada rato. Los monitores son como hermanos mayores que consiguen cada día hacer del campamento una experiencia intensa e inolvidable.

Hoy hemos viajado sin salir de Butrera, porque los monitores nativos, Adam y Kat, han preparado para todo el campamento un gran juego sobre los Estados Unidos, y nos han hecho recorrer cada estado pasando de una prueba a otra. Como colofón hicimos la búsqueda del tesoro, escondo más allá del Molino, y los más rapidillos recibieron su chupachus de oro como recompensa.

La noche fue larga y misteriosa. A lo largo el día nos olíamos que algo raro pasaría durante la velada… que los monitores ocultaban un secreto… suspense durante todo el día y unos pocos compañeros supuestamente “castigados” estuvieron atareados durante toda la jornada. A la cena se desvelo el enigma, era la noche del Pasaje del Terror. Los supuestamente castigados habían estado preparando historias y espacios ambientados para convertir el molino en una atracción de terror para nosotros. 

Alumbrando con linternas salimos del campamento para que los organizadores prepararan los escenarios y vestuario. Estábamos ansiosos de poner a prueba nuestra valentía, unos más asustados que otros. Para los más tranquilos hubo versión “light”, pero no hizo falta porque sabíamos que eran nuestros propios amigos y eso nos hacia mas fuertes… jajaja.

Quedó claro que nos encanta gritar y apretarnos los unos a los otros haciendo piña. Aunque estos miedos no eran reales, aprendimos que los “momentos difíciles” se superan mejor en grupo.

Antes de dormir charlamos con los monitores, que nos hacen olvidar a los personajes oscuros del pasaje del terror para que podamos tener un sueño reparador.

¡Buenas noches!

Lunes 20 y martes 21 de julio.

¡ Buenos días, familia!

Hemos estado de vivac. ¡SIIIIIII! ¿Qué todavía no os habéis esterado de que es eso? Pues os cuento. Hacer vivac significa hacer noche en el campo a la intemperie, rodeados de animalitos y cubiertos por estrellas.

La excursión hasta Peña Horrero no fue muy larga, salimos a las cuatro de la tarde y llegamos al atardecer. Nos repartimos por tiendas y cenamos antes de hacerse de noche para aprovechar la luz y luego, hicimos juegos...aprovechando la oscuridad... el Escondite al revés, Pressing Kiss, Teléfono escacharrado...

Al día siguiente nos levantamos, como es el hábito, a las ocho y media. Parece que hoy hemos descansado mejor que de costumbre porque amanecemos todos muy espabilados y con buena cara. Reponemos fuerzas con el desayuno, cantando al unísono el "Cumpleañoooooos Feeeeeeeliz" porque es el cumple del compañero Mario. ¡Felicidades Mario!

 Los monitores de escalada nos esperan junto a la pared rocosa. Estamos preparados y dispuestos a llegar a lo más alto, sí señor. Aunque en lo que esperamos a los compañeros y vemos como lo hacen los demás nos da tiempo a que nos entren los nervios ninguno se rinde y todos probamos a hacer el Spiderman.

Recogemos sacos y bajamos de vuelta a Butrera, parando a comer en el rio Torme. Allí improvisamos un instrumento para cazar cangrejos con una garrafa de agua y un cacho de filete del bocadillo. También conseguimos coger algún pececillo entre las manos.  A la hora de la merienda empezamos a oír la tormenta, así que suspendemos la gymkana preparada para conocer el pueblo de Torme y nos vamos directamente para el Molino. Por suerte no nos mojamos, y el resto del vivac ha hecho sol y buen tiempo  ¡Perfecto!

Llegar al campamento y cenar con todos. Esta vez toca sopa, sanjacobos (que no "sancajobos como dice alguno...) y patatas fritas. De velada hoy hay cine y caemos rendidos.

¡Momento de soñar, a la cama!

Hasta mañana!!

 

 


Domingo 19 de julio.

¡Buen día!

Hoy el día ha sido movidito. Por la mañana nos acompañaron en la actividad los monitores nativos, nos explicaron el juego de “Las banderas” en inglés y estuvimos jugando muy entregados. Adam nos gusta mucho, es un chico muy majo y nos gusta su acento. Pedimos la revancha y el resto de la mañana estuvimos jugando al béisbol.

 La actividad estrella fue el llamado “Misiles”, parecido al “Hundir la flota” de toda la vida pero mucho más cooperativo. Para empezar cada grupo tuvo que diseñar su propia isla, diseñarla en papel, ponerla nombre y bandera y dividirla en provincias, las cuales hay que defender de los ataques de misiles del resto de equipos. Para defenderse y conseguir misiles hay que deducir junto al grupo respuestas a enigmas y curiosidades como por ejemplo…. ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿En qué se diferencian un chino de un japonés? ¿Cuál es el clímax de una montaña?...  ¿Vosotros lo sabéis papas? ¡Nosotros  sí!

De cenar tuvimos rica menestra de verduras, de segundo alitas de pollo y ensalada. La actividad de la noche fue una alocada fiesta cinética. La antigua molinera nos reunió a todos para contarnos que se había quedado con trabajo, que se veía obligada a ser vendedora “a puerta fría” y necesitaba un invento revolucionario  y muy comercial con el que hacerse rica. Por eso nos pedía ayuda para que, con material reciclado construyéramos inventos con una función real. Los resultados fueron alucinantes:  Una olla mágica en la que aparece aquello que te apetece comer,  un saco de boxeo desestresante con portafotos para poner la cara de tu jefe, un gorro con hélice para volar que a la vez se convierte en lámpara de mesilla, un coche teledirigido que funciona por ondas supersónicas, y el ganador, una depuradora de agua y aire con un sistema de calor ¡que desintegra las partículas de suciedad convirtiéndolas en aire limpio!

De recompensa por nuestro esfuerzo la molinera y sus amigos científicos nos demostraron como puedes dar la vuelta a un vaso de agua sin que se caiga utilizando solo un papel.  Nuestros monitores nos tienen mucho cariño ¡mucho, mucho… nos trajeron chuches!

Mañana nos vamos de excursión, pero antes de salir prepararemos la ropa para la colada. Hoy es mejor descansar bien…

¡Buenas noches!


Sábado 18 de julio

Hola, hola!
Amanecemos con una sonrisa, rodeados de amigos, y el cielo un poco cubierto. Caen cuatro gotas, pero cruzando los dedos conseguimos que amaine y el cielo nos da tregua para continuar con la rotación de actividades deportivas. Llegar a Butrera en bici nos cansa a unos más que a otros, pero sin duda a todos nos encanta el paisaje que contemplamos por el camino. En las canoas montamos en parejas por eso es necesario coordinarte bien con el compañero y hacer buenas migas. Y además del tiro con arco, hoy hemos añadido una nueva actividad, el acrosport o gimnasia acrobática, que como nos ha gustado, retomaremos en los tiempos libres para quien le apetezca.

El notición del día.... tata-tachaaaaannnnn.....   ¡¡¡Vamos a rodar una película!!! Bueno, una película de unos ochos minutos, es decir, un corto. Hemos podido elegir el tema nosotros mismos, también los personajes de cada uno y el guion. Buuuuf, tenemos muchas ideas, todas curiosas y alocadas ¡el resultado será tremendo!. Nos hemos organizado sorprendentemente bien, ya a lo tenemos muy cuadrado, y seguiremos trabajando en ello. Cuando estemos preparados grabaremos el video para presentárselo al resto de niños con los que convivimos en el campamento.

La actividad de la tarde nos intrigaba bastante y nos daba cierto respeto... "¿Gymkana Warra? Nunca he hecho eso! hay que mancharse?"  ¡Pues siiii! Es una actividad que preparan los monitores para todos los niños del campamento, por grupos mezclados por edades, así nos conocemos más, y hay que reconocer que reírse juntos une mucho a las personas. Jugar con la comida, guerra de pintura y pelea en el barro fueron las actividades estrella. ¡Al finalizar la tarde solo teníamos limpios los ojos! Después chapuzón masivo en el canal y a hacer cola a las duchas.

La cena fue espectacular, no falto de nada: filete, croquetas, empanadillas, patatas fritas y fruta...Preparados para disfrutar de la velada. Entre risas, recordando las hazañas de la tarde, nos reunimos para jugar al Party, con pruebas de mímica, dibujo, leer los labios, y adivinar palabras. El ánimo del grupo es excelente y la sonrisa se nos ha quedado pegada a la cara, aun la conservan a la hora de irnos a dormir.

¡Buenas noches, chicos, mañana más!


 


Viernes 17 de julio.

¡Buenos días!
Empieza la aventura, este es el primer día que amanecemos en el campamento.

Los monitores nos despiertan muy sonrientes anunciando que este será un buen día.  Junto a nuestros compis nos tomamos un desayuno cargado de energía, ilusión y expectativas. Esta mañana hemos recorrido los rincones del El Molino, con una Gymkana hemos descubierto los animales que viven aquí cerca y con los que conviviremos con respeto estos días. Recorrimos las instalaciones y las campas del complejo para sentirnos como en casa y recordamos las normas para una buena convivencia.

Nos  vamos con nuestros monitores a refrescarnos  al rio antes de comer…¡todo el mundo al agua! Nos sorprendió encontrar cangrejos y otros bichos curiosos, tenemos tanto que aprender en la naturaleza…

La expectación aumenta según se acercaba la tarde, pues los chavales tienen muchas ganas de realizar las actividades deportivas. Nos dividimos por grupos. Unos montan en canoa por el canal del Molino, mientras otros descubren los bonitos alrededores en Mountain Bike y otros prueban puntería con  el arco. Mañana rotamos equipos para practicar otro deporte que hoy no hayamos tocado.

El calor aprieta así que es un gustazo pasar junto a los aspersores. En el molino hay agua por todas partes y árboles que nos cobijan mientras comemos el bocata de la merienda. Reunión con los monitores al final de la tarde para ver que tal nos encontramos y si nos lo hemos pasado bien. Los monitores están contentos pues es un grupo de chavales amigable y todos se han portado muy bien; entre ellos se ayudan y apoyan y en los deportes han sido muy cooperativos.

Tras la tarde deportiva y movidita, nos duchamos y cenamos filete con patatas y yogurt. El campamento está lleno de vida, es un ir y venir de linternas de niños que juegan y realizan la velada, actividad de la noche. Nuestros monitores nos proponen una velada de pruebas que agudizan nuestros sentidos... reconocer al compañero con ojos cerrado, diferenciar sabores, oír en la lejanía... y nos ayudan a conocer a nuestros compañeros.

La aventura no ha hecho más que empezar así que  dormimos profundo para que mañana llegue más  rápido.
¡Hasta mañana!


Jueves 16 de julio

¡BIENVENIDOS AL CAMPAMENTO!

Por fin llegó el gran día… Salimos desde Getafe temprano y sobre la una y cuarto del mediodía llega el autobús. Enseguida descargamos las maletas y nos encaminamos hacia el que será nuestro hogar estos días. ¡¡Comienza el campamento!!

Nos reunimos en grupo para comer en la campa un bocadillo de lomo y pera. Ahora sí, con el estómago lleno, pasamos a dar la bienvenida a todo el grupo y comentamos las normas básicas necesarias para disfrutar de una buena convivencia estos días.

Ya hemos conocido a nuestros monitores y vamos a ir poco a poco conociendo también las instalaciones. Hechas las presentaciones, llega el momento del alojamiento, que los chavales están esperando como agua de mayo. El campamento empieza a tomar forma ante nuestros atentos ojos.

La tarde es bastante calurosa, así que no se nos ocurre mejor manera de arrancar la actividad que con un buen chapuzón en el río. Nos colocamos el bañador, las chanclas y bien de crema solar y nos vamos a estirar un poco las piernas hasta el cercano pueblo de Torme. Allí aprovechamos para refrescarnos y para hacer algunos juegos que nos ayudan a irnos conociendo un poco.

Después de la merienda, regresamos al Molino para darnos una ducha y después, cada chaval conoce al que va a ser su monitor de referencia  durante el campamento. Y así llega la hora de la cena, con el bullicio y la emoción propios del primer día. Comemos tortilla de patata y con ensalada y gelatina.

La primera jornada toca a su fin y rematamos el día con una velada de juegos de distensión los empezaron con unos juegos de presentación en inglés y cantando "shake banana", después jugaron a polis y cacos, la araña y algún juego más ¡Se nota que nuestros chicos ya van ganando confianza entre unos y otros!

Con los nervios todavía a flor de piel, nos disponemos a pasar ¡nuestra primera noche en el campamento! Esperemos que no haya grandes desvelos…

¡Hasta mañana!


Información sobre el diario

Pretendemos que esta herramienta os ayude a manteneros vinculados con el desarrollo de los Campamentos, y que los padres tengáis una ventana abierta a los mismos que os haga participar de lo que esperamos que sea una extraordinaria experiencia para vuestros hijos.

Mediante el Blog "diario de campamento" veréis un resumen de la marcha de la actividad. 

El acceso al mismo es privado,  y se realiza mediante un "Usuario" y una "Contraseña" que eviamos unos dias antes de comenzar cada turno de campamento.  El diario de campamento comenzará a estar operativo a partir del 1er día de actividad,  por lo que si intentas entrar antes será normal que no salga nada o que aparezca un mensaje de error.  

Las contraseñas facilitadas por Alea a las familias son de carácter confidencial,  y no se deben facilitar a ninguna persona que no esté involucrada en los campamentos. 

En la oficina de la organización del campamento hay una persona que está en contacto diariamente con los coordinadores de los campamentos.  Está para todo lo que necesitéis.  Os recordamos que el servicio de atención telefónica durante los campamentos es de lunes a domingo de 10:00 a 15:00 horas. El teléfono es el 91 777 69 77, o si se llama fuera de ese horario es el 902 17 69 77. Para cualquier necesidad fuera de ese horario dispone de un contestador para dejar vuestros mensajes que serán atendidos por los coordinadores.

LLAMADAS TELEFÓNICAS:   Mientras los jóvenes están en el campamento pueden llamar cuantas veces quieren a sus familias siempre que se encuentren en el tiempo adecuado para hacerlo (tiempos libres).

Las familias podrán mantenerse informadas de la actividad llamando al teléfono de la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Getafe:  91.202.79.90 .

¡¡Esperamos que disfruteis del diario de campamento de vuestros hijos!!